SALID DE EN MEDIO DE ELLOS

Pueblo de Dios,  que buscáis al Señor entre los muertos:

El Señor, creador de todo cuanto existe, no habita en templos de piedra hechos por manos humanas. (Hch.17:24)

Apártate de los que hacen negocio de la piedad. (I-Tim.6:5), apártate de los falsos profetas; tú eres: Oiga bien.. Tú eres El Sagrado Templo de Dios. (I.Cor.6:19).

Purifica..  Santifica.. Dignifica ese VERDADERO TEMPLO DEL SEÑOR, QUE ES TU CUERPO (I.Cor. 1:2 -3:17 – 6:19 – I.P.1:16,18,19-2:5 – Ef.1:7 – Heb.19:10– Col. 1:14  – Ap.5:9)

Salid de en medio de ellos y yo seré tu Dios y vosotros seréis mi pueblo (Hch.7:34 – Rom.9:25,26 – 2.Cor.6:16,18 – Heb.8:10 – I.P.2:10 – Ap.21:3).

Tú eres la iglesia del Señor, su iglesia, adquirida con sangre, (Hch.20:28)  a ésta iglesia es la que El Señor viene a levantar: Los que han creído en su Nombre.

Cuando el Señor dice: No dejando de congregaros, se refiere a la congregación de los santos que desde los primeros tiempos los creyentes y seguidores de Cristo, el pueblo del Señor lo ha hecho en sus respectivas casas. (Mt.26:18 – Luc.19:9 – Hch.2:46,10:2 – Rom.16:5 – Col.4:15)

Verdaderos adoradores, adoremos al Señor en espíritu y en verdad, (Jn.4:24)         démosle al Señor toda la honra, , la gloria, el Poder y la alabanza con nuestras propias acciones que a diario hagamos con, amor, piedad, misericordia, paz, mansedumbre, honradez, benevolencia; el comportamiento y conducta natural de un cristiano que dignifica el ser cristiano, manteniéndonos en continua adoración y honra al Señor; para lo cual, no necesitamos aportar ninguna cuota de dinero, ni viajar a congregarnos en ningún templo de piedra, mas que vivir en santidad y purificación con El Señor en nuestros hogares y fuera de él donde andemos, perseverando en el Señor hasta que él venga.   Por este verdadero Templo, por ésta verdadera Iglesia, pronto viene El Señor. (Hch.1:11 – Heb.10:37 – Ap.3:11,22:7,12)

 

El Verdadero Siervo del Señor

ESCUCHAD PUEBLO DE DIOS.

LO QUE TODO CREYENTE DEBE SABER

El verdadero siervo del Señor es aquel quien ha recibido “el irrevocable llamamiento del Señor”. (Rom. 11:29Fil. 3:142 Tes. 1:112 Tim. 1:9), a quien, El Señor lo prepara, le da poder y le  instruye:

Y yendo, predicad: El reino de los cielos se ha acercado.  Sanad enfermos, limpiad leprosos, resucitad muertos, echad fuera demonios; de gracia recibisteis, dad de gracia. (Mt.10:8)

No os proveáis de oro, ni plata, ni cobre en vuestros cintos, ni alforja para el camino, ni de dos túnicas, ni de calzado, ni de bordón; porque el obrero es digno de su alimento.  (Mt.10:9)  

Estas son las instrucciones claras y específicas que da el Señor a sus verdaderos siervos, los cuales, con sacrificio y lágrimas siembran la semilla, que con regocijo segarán. (Sal.126:5)

Estos son los siervos que de su interior corren ríos de agua viva, llevan el poder del Espíritu Santo para sanar toda enfermedad, limpiar toda impureza, volver a la vida y sujetar a los demonios, pero todo ese poder no es de ellos, ni lo han adquirido a cambio de ningún precio, (Hch.8:20) es del Señor, El Señor se los ha dado con fines específicos, no para hacer ganancias de la piedad (I.Tim.6:5), y por tratarse de un llamamiento del Señor, es irrevocable y obligatorio (Rom.11:29Fil.3:142-Tes.1:112-Tim.1:9)  por lo que a ninguno de sus legítimos siervos vamos a mirar nunca fuera del campo de la viña enredados en política y en placeres del mundo, y algo mas, muy importante y claro que El Señor advierte: De gracia recibisteis, dad de gracia, o sea de gracia es de gracia: PROHIBIDO a éstos Santos del Señor cobrar a nadie por ninguno de sus servicio, y menos codiciar ganancias deshonestas (1-Tim. 3:3,3:8Tito 1:7).  porque el obrero es digno de su alimento.

Bien sabidos estamos ahora:  El verdadero siervo del Señor es aquel autorizado, que ha recibido el llamamiento y es quien lleva instrucciones claras para su trabajo, lo cual tiene que cumplir fielmente.

Como ejemplo de siervos del Señor que han recibido “llamamiento” tenemos: Los apóstoles incluyendo al hermano Pablo, después, la historia registra muchos Cristianos que hoy los conocemos como Mártires Cristianos los que prefirieron morir antes de negar el Sagrado Nombre del Señor.

Bueno:  Ahora veamos los abusos que hace un falso profeta (I-Jn.4:1,6) y lo que no puede hacer, porque no es enviado del Señor, a éstos, el hermano Pablo llama “Lobos rapaces”, (Hch. 20:29 – Is.56:11 – 2Tes.2:3 – 2P.2:1), “Engañadores” (Tito.1:11)

ABUSOS QUE HACE UN FALSO PROFETA.

Se prepara académicamente, doctorados en teología o sea se profesionalizan en dogmas y doctrinas falsas para deslumbrar con elocuencia en sus prédicas y enseñanzas, algunos se disfrazan usando togas, raras indumentarias y gala de su BOATO con el propósito de impactar a sus creyentes con hermenéutica y mentalismo filosófico, deslumbrando a sus oyentes pero sin entendimiento que Dios es UNO.

A éstos,  El Señor les escondió el conocimiento de sus misterios (Luc.10:21), pues a los cuales, no les ha hecho ningún llamamiento, por lo que no debemos esperar la verdad revelada del Señor atreves de ellos.

Judaizando, depredando y comercializando el  evangelio, cobrando diezmos a como sea, ya de la ley o de antes de la ley, (I.Tim.6:5), poniendo carga a la iglesia:  Construcciones o reparaciones de templos de piedra, a sabiendas que El Señor no habita en esos templos (Hch.17:24), adquiriendo mobiliario, equipo rodante, vehículos, equipos electrónicos, instrumentos musicales, Etc.. En algunas partes hasta equipo de aire acondicionado, con el propósito de hacer más clientela y obtener mejores ganancias.

Muchos de estos falsos, practican la simonía con tarifa impresa por servicios prestados, como decir: Valor de un bautizo, valor de una misa, valor de un casamiento, valor de una prédica, en fin cobran por todo servicio; éstos y todos los que hacen de la piedad un negocio, son los hijos de mammón.

AHORA, VEAMOS LO QUE NO PUEDEN HACER ESTOS FALSOS:

Sanar enfermos, echar fuera demonios, resucitar muertos, limpiar leprosos.  Porqué no pueden…? ..  Porque no son enviados del Señor, no tienen poder, no han tenido ningún llamamiento; éstos son los que podemos ver posteriormente en enredos de política y placeres mundanos, buscando mejores oportunidades, estos son los enviados de MAMMÓN.