LA GRAN FALSIFICACION DE MATEO.28:19,20

La Gran Falsificación de Mateo 28:19,20

MATEO 28:19,20 PRESENTADO Y RECONOCIDO POR LA MISMA IGLESIA CATÓLICA

ANTES DE HABER SIDO IMPUNEMENTE ALTERADO

Vayan y hagan discípulos en todas las naciones…enséñenles a cumplir todo lo que les he ordenado; además yo estaré con ustedes todos los días, hasta el fin del mundo”.(Mateo 28:19-20)

Esta es una declaración de la Universalidad, Katholicos, Catholicus, Católica

(Se fija que no dice:  En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo…?)

Prueba:  Reina Valera ha presentado traducciones de la Biblia  Vulgata Católica, lo que ahora al comparar con los textos originales HEBREOS, resulta ADULTERADA, FALSEADA, ALTERADA…   Alteraciones grandes  e importantes,  que  inciden directamente en el mensaje de Salvación de nuestro Señor,  Mateo 28:19,20 es una de ellas. 

http://www.thecatholictreasurechest.com/scath.htm

MATEO 28:17,20 – SEGUN TEXTOS  HEBREOS ORIGINALES.

¯L ∆‡¬Î«Â¿ .e Ïl ¿t «˙¿‰ƒ …Âa  ¯L ∆‡¬ 17  L È≈¿ …ÂÏ e ÂÁ¬z «L ¿‰ƒ ,e ‰e ‡¯» .…Âa  e ˜Ù¿˙«Ò¿+ƒ˘¿ ̉∆Ó≈

17 ashér bo hitpalelú. Wekha’ashér raúhu hishtajawú lo weyésh mehém shenistafqú bo.

17 donde habían orado. Y cuando lo vieron, se postraron a ñel, y había algunos de ellos  que lo dudaron.

¯Ó«‡»Â¿ ̉∆ÈÏ≈‡¬ ·¯«˜» Ú«e L È≈ƒ 18  ˙Ï∆…ÂÎi ¿‰« Ïk … Ô˙«+» Èσ ̉∆Ï» .ı¯∆‡»·»e  ÌȃӫM  »a «

18 WiYeshúa qaráv alehém we’amár lahém: Li natán kol hayekhólet bashamáyim wva’árets.

18  Y Yahshúa se acercó a ellos y les dijo: “A mí se me ha dado todo poder en el cielo y en la tierra.

Ìz ∆‡« e ÎÏ¿ 19

19 Lekhú atém

19  Vayan ustedes 23

Ïk … ÌÈi ≈˜«Ï¿ Ì˙»…‡ e ¯Ó¿L »Â¿ 20  ÌÎ∆˙¿‡∆ È˙ƒÈe ≈Ȉƒ ¯L ∆‡¬ Ìȯƒ·»c ¿‰« .ÌÏ»…ÂÚ „Ú«

20  weshamerú otám leqayém kol hadevarím ashér tsiwetí etkhém ad olám.

20   y (enseñen)les  a  guardar todas las palabras que les he mandado hasta siempre”.    Luis Lafayette Gualancañay Tomala

LA GRAN FALSIFICACIÓN DE    MATEO 28:19

Prueba absoluta que el texto Bíblico de: Mateo 28:19 fue adulterado por la Iglesia Católica, así como muchos otros.

La Iglesia Católica ha pecado contra El Señor, por colocar palabras en la Biblia que ÉL NUNCA DIJO.

Por el Dr. G. Reckart Clarke Wildeman,

Colegio Bíblico Apostólico Teológico y Tito Martínez

Durante casi 20 años he predicho que vendría el momento cuando la evidencia probaría que las palabras “del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo” fueron añadidas al Evangelio original de Mateo.

No tenía sentido para mi que el bautismo legítimo de los apóstoles, en el Nombre de Jesucristo, apareciera luego después del s/IV.d.C. cambiado a otra fórmula que incluye:  Padre Hijo y  Espíritu Santo.  No podía reconciliar por qué los Apóstoles ignoraron Mateo 28:19 como existe ahora en las Biblias y en cambio ellos solo bautizaron en el nombre de Jesús Cristo.

Sí, en el bautismo ellos conocieron solamente “JESÚS” Nadie puede encontrar otro bautismo en los originales hebreos del libro de Mateo que se encuentra en el Nuevo Testamento. Nadie puede negar entonces que solamente existe una fórmula de BAUTISMO cuando se hace referencia al mikvah del Nuevo Testamento. Ahora tenemos clara evidencia y el mundo trinitario aunque se incomode no podrá nunca validar lo enmendado.

Fue sabido por la Iglesia Católica que los Judíos aún con muchas asechanzas habían preservado una copia del Evangelio original de Mateo en el idioma Hebreo que ahora sirve como prueba suficiente que Dios quiso preservar y es el único manuscrito existente que prueba que Mateo 28:19 originalmente no contiene la fórmula bautismal trinitaria.

Los Católicos en general (incluyendo la Ortodoxa Oriental) han mentido al mundo. Todo aquel que ha sido bautizado con este falso bautismo ha muerto perdido y sin salvación, engañado por la Iglesia Católica. Esta condenación de millones de fieles seguidores,  es la decepción doctrinal más grande jamás puesta en la mente humana. Si aquellos en el trinitarianismo no huyen de esta perversión y son bautizados en el nombre de Jesús, ellos aceptan su propia condenación al no haber creído en el Nombre de Jesús.

Es debido a este hallazgo que muchos Evangélicos ahora afirman que el bautismo no es esencial para salvación y que una persona puede ser salva sin éste. Es obvio que cuando los estudiosos trinitarianos descubrieron que la formula bautismal trinitaria no estaba en el Evangelio Hebreo original de Mateo buscaron su justificación aunque caiga en lo antibíblico.

Interesante que una doctrina pudiera haber nacido basada en lo que no está en la Biblia, por lo que de echo nació falsa o muerta.

Los trinitarios escondieron el conocimiento de este Evangelio Hebreo de los Apostólicos Unicitarios. Pero Dios hizo posible que a través de un estudioso, la verdad sobre la faltante formula bautismal trinitaria fuera publicada.

En 1995 el Dr. George Howard tradujo una copia del Evangelio Hebreo de Mateo de Shem Tov. Usted puede adquirir una copia del “Evangelio Hebreo de Mateo” de muchas fuentes.

Puede mirar la evidencia por usted mismo. Ya que es la primera vez en la historia moderna que el texto de Mateo 28:19 del Evangelio Hebreo está siendo publicado en el Internet.

Yo soy el primero en publicar este texto. Estoy seguro que otros robarán mi archivo e irán y crearán sus propias páginas. Eso está bien, pero al menos tengan la honradez de decirme que lo tomarán. Al menos díganme que van a crear una página propia. Al menos denme crédito por ser el primero en publicarlo.

Por favor note que en el verso 19 no hay formula trinitaria, esto es prueba ABSOLUTA que la trinidad fue impunemente añadida.

Si usted, después de creer en el Evangelio, que Jesús es El Salvador y cree en el Bautismo para el perdón de sus pecados, pero no tiene a ningún otro creyente que haya sido bautizado en el Nombre de Jesucristo que le pueda bautizar en agua, en el nombre de Yahshúa ha Mashiaj “Jesucristo” ó Jesús El Mesías, USTED MISMO LO PUEDE HACER EN SU PROPIA CASA, INVOCANDO SU NOMBRE, el Evangelio así lo dice:

Bautícese cada uno de vosotros en el Nombre de Jesucristo para el perdón de sus pecados (Hch.2:38)

Levántate y bautízate, y lava tus pecados, invocando su nombre (Hch.22:16)

Este Bautismo es aprobado por El Señor,  cuando las circunstancias así lo exigen.

Si usted desea seguir el correcto método Bautismal del Nuevo Testamento, escríbame e intentaremos ponernos de acuerdo para su bautismo.

Usted ahora tiene la información. Si usted escoge creer una mentira y aceptar un falso bautismo, entonces condenará su propia alma. Le exhorto a que considere su verdadero bautismo hoy. Usted puede escribirme en Inglés a acts0412@jmfi.org para una consulta personal sobre este asunto.

Yo llevo la carga de la Verdad porque amo el mensaje y al Mensajero del Nuevo Pacto.

Pastor Reckart    .-   Por Clarke Wildeman

http://hechos238.net/html/evg-etr.html                      http://www.las21tesisdetito.com/falsificacion.htm

Las Piedras Que Claman. (Luc.19:40)

IMPORTANTE.

                                       PRUEBAS DE LOS EXTRACTOS DE AUSEBIO Y

                                                       BAUTISOS DE LOS APOSTOLES.

Extractos de LA PRUEBA DEL EVANGELIO, de Eusebio, editado por W.J.nFerrar

Las citas de Eusebio refiriéndose a Mateo 28:19

Bibliografía: Eusebio (265-339) Obispo de Cesarea alrededor del 314 fue referido como el hijo de Pamphilus. Él escribió muchos libros, el mejor conocido de los cuales es la Historia Eclesiástica de Eusebio. Otros escritos fueron la Praeparatio, la Demostración del cual tenemos la La Prueba del Evangelio, Quaestiones y Stephanum, y el Epítome. Según la Nueva Enciclopedia de Conocimiento Religioso de Schaff-Herzog, “A su tiempo lo consideraron su hombre más docto.”

Es tiempo para que la Cristiandad moderna recupere las verdaderas palabras de nuestro Señor Jesús y citar las palabras como ellas fueron verdaderamente escritas.

Las siguientes siete citas de Mateo 28:19 son mostradas debajo en las citaciones de la Prueba del Evangelio (la Demostración) de Eusebio. El intento de este extracto no es dar a entender exactitud de la teología o filosofía de este hombre, sino para recoger de su acceso al texto de Mateo 28:19 en su día y tiempo. Para estas citas, Eusebio (265 d.C. — 339 d.C.) cuando es proclamado Obispo de Cesarea tuvo acceso a la famosa Biblioteca de Cesarea y por ende a referencias de Mateo 28:19 de manuscritos más antiguos almacenados allí dentro, que son disponibles para nosotros hoy.    (1) Libro III, Capítulo 7, 136 (a-d), p. 157

Mientras que Él, que concibió nada humano o mortal, ve como verdaderamente Él habla con la voz de Dios, diciendo en estas mismas palabras a aquellos discípulos Suyos, los más pobres de los pobres: “Id, y haced discípulos de todas las naciones.”   Los discípulos podrían haber incurrido en pensamientos del ¿”Pero cómo, podríamos hacerlo”: Cómo predicar a los Romanos: Cómo argüir con los Egipcios? Somos hombres de corta palabra.  Como hablaremos a los Griegos: Cómo a los Persas, Armenianos, Caldeos, Escitianos, Indios, y demás naciones bárbaras para que renuncien a sus dioses ancestrales, y adoren al Creador de todo? ¿Qué eficacia de discurso tenemos en que confiemos para intentar semejante obra como esta? ¿Y qué esperanza de éxito podemos tener si nos atrevemos a proclamar leyes directamente opuestas a las leyes respecto a sus propios dioses que han estado establecidas durante siglos entre todas las naciones? ¿Por qué poder siquiera sobreviviremos a nuestro osado intento?.

Mientras los discípulos podrían estar pensando así así, el Maestro resolvía todo con una sola palabra  “En MI NOMBRE.” , en el nombre que es sobre todo nombre, en el nombre ante el cual se doblará toda rodilla, de las cosas en el cielo, en la tierra, y debajo de la tierra; por lo tanto ahora sí podemos comprender lo que vale y significa lo que El Señor habló:  “Id, y haced discípulos de todas las naciones en mi Nombre.”  Agregando: Yo estaré con vosotros hasta el fin del mundo. Amén. (2) Libro III, Capítulo 6, 132 (a), p. 15

De aquí por supuesto, nuestro Señor y Salvador, Jesús el Hijo de Dios, dijo a Sus discípulos después de Su Resurrección: “Id y haced discípulos de todas las naciones,” y añadió “Enseñándoles que observen todas las cosas, las cuales yo os he mandado.” (1)

          Nota 1 en la edición de W. J. Ferrar: Mateo 28:19. Este verso es citado así siete veces en la Demostración con la omisión de la referencia al Bautismo y la Trinidad. Conybeare (Hibbert Journal, i. (1902-3) p. 102), que sostiene que la referencia fue interpolada por razones dogmáticas, y no estuvo plenamente asegurada en el texto hasta después del Concilio de Nicea, sustenta su idea de la práctica de Eusebio. Esta es la idea de Kirsopp Lake, Enciclopedia of Religion and Ethics, ii.380 y Moffat, The Historical New Test. 1901, p. 647. La historicidad de las palabras como ipsissima verba es negada por Harnack, Clemen, y J. A. Robinson,     Enciclopedia Bíblica, art. “Bautismo” De los Hechos tomado literalmente se deduce que el Bautismo apostólico era simplemente en el Nombre de Jesús. – (Hechos 8:12-16; Hechos 9:18; Hechos 22:16)  (6) Libro I, Capítulo 5, 9 (a), p. 24

“Id vosotros, y haced discípulos de todas las naciones, enseñándoles que observen todas las cosas, las cuales yo os he mandado.” ¿A qué podría referirse Él sino a la enseñanza y disciplina del nuevo pacto?  (7) Libro I, Capítulo 6, 24 (c), p. 42

          “Id vosotros a todo el mundo y haced discípulos de todas las naciones en mi nombre” (Mateo 28:19).

En las actuales traducciones bíblicas leemos: “Por tanto, id, y haced discípulos a todas las  naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo” (Mt.28:19).     Vale la pena observar, que en ninguna de sus partes dice que los tres sean UN SOLO DIOS!!, por lo tanto, quien dice que ESTOS TRES SON UNO hablan sin ningún apoyo Bíblico

Es obvio que el gran Historiador de la Iglesia Eusebio de Cesarea NO CONOCÍA NI CONOCIÓ  EL PASAJE:  “BAUTIZANDO EN EL NOMBRE DEL PADRE, Y DEL HIJO Y DEL ESPÍRITU SANTO”, pues él no lo citó en ese párrafo de su libro III, lo cual indica que tal pasaje NO EXISTÍA,  la única manera que ahora puede leerse no es mas que por haber sido IMPUNEMENTE,  AÑADIDO  MÁS TARDE.

Ejemplos verdaderos Bíblicos de la doctrina enseñada por los apóstoles

  1. a) El libro de Hechos dice que los apóstoles bautizaban a los creyentes únicamente en el nombre de Yahshúa ha Mashiaj “JESUCRISTO” lo cual demuestra que los apóstoles no conocieron ninguna otra fórmula bautismal mas que la enseñada por el Espíritu Santo el día de pentecostés, así:  “Pedro les contestó: Arrepentíos, y bautizaos EN EL NOMBRE DE YAHSHÚA ha Mashiaj “JESUCRISTO”  para perdón de vuestros pecados…” (Hch.2:38).
  2. b) “…solo habían sido bautizados EN EL NOMBRE DEL SEÑOR Yahshúa, el Cristo “(Hch.8:16).
  3. c) “Y mandó bautizarlos EN EL NOMBRE DE YAHSHÚA, el Cristo” (Hch.10:48).

Si Yahshúa hubiera pronunciado esas palabras registradas en Mateo 28:19, sus apóstoles NO LE HABRIAN ECHO CASO, SINO QUE LE DESOBEDECIERON, al bautizar ÚNICAMENTE en el nombre del Señor Yahshúa!!. Por consiguiente, esa versión de Mateo 28:19 queda a la vista que es una versión falsa y apócrifa, jamás pronunciada por el Cristo.

La justificación ante Dios es por la fe EN EL CRISTO, pero solo para aquellos que LE OBEDECEN, ¡SIN OBEDIENCIA NO HAY SALVACIÓN! La salvación es por gracia de Dios, por medio de la fe, no por obras (Ef.2:8-9), sin embargo, la palabra de Dios también dice que Dios salvará a aquellos que le OBEDECEN: “8 Y aunque era Hijo, por lo que padeció aprendió la obediencia; 9 y habiendo sido perfeccionado, vino a ser autor de ETERNA SALVACIÓN PARA TODOS LOS QUE LE OBEDECEN” (Heb.5:8-9).

Por lo tanto el perdón de los pecados se aplica al pecador únicamente cuando OBEDECE  y recibe el verdadero BAUTISMO en el nombre del Señor Yahshúa. : “El que crea Y SEA BAUTIZADO, será salvo” (Mr.16:16).

          Veamos ahora la aplicación de la Doctrina de los apóstoles referente al verdadero bautismo cristiano:

  1. d) “38.- Pedro les dijo: Arrepentíos, y BAUTÍCESE CADA UNO DE VOSOTROS EN EL NOMBRE DE Yahshúa, EL CRISTO, PARA PERDÓN DE LOS PECADOS; y recibiréis el don del Espíritu Santo.” (Hch.2:38). Ese día se unieron mas de tres mil.
  2. e) Cuando Pedro predicó el Evangelio al soldado romano Cornelio y a su familia, y estos creyeron, entonces Pedro ordenó que fueran BAUTIZADOS EN EL NOMBRE DE Yahshúa, el Cristo (Hch.10:48).
  3. f) Ananías dijo lo siguiente al apóstol Pablo: “15 Porque serás testigo suyo a todos los hombres, de lo que has visto y oído. 16 Ahora, pues, ¿por qué te detienes? Levántate y BAUTÍZATE, Y LAVA TUS PECADOS, INVOCANDO SU NOMBRE.” (Hch.22:15-16). Por lo tanto, el pasaje es bien claro: por medio del bautismo cristiano, nuestros pecados son lavados.
  4. g) El propio apóstol Pablo bautizaba a los que creían en el Evangelio: “14 Doy gracias a Dios de que a ninguno de vosotros he bautizado, sino a Crispo y a Gayo, 15 para que ninguno diga que fuisteis bautizados en mi nombre. 16 También bauticé a la familia de Estéfanas; de los demás, no sé si he bautizado a algún otro.” (1Co.1:14-16). Como vemos, Pablo bautizó por lo menos a Crispo, a Gayo y a la familia de Estéfanas, ¡y esto solo en la iglesia de Corinto!, en el resto de iglesias fundadas por Pablo seguro que bautizó a muchos más. Pablo JAMÁS rechazó el bautismo en agua y por inmersión para el perdón de los pecados (Hch.2:38), sino que lo practicó, aunque su misión principal no era bautizar, sino predicar el Evangelio de la gracia de Dios (Hch.20:24), y una vez que creían en este Evangelio, los creyentes eran bautizados, bien por el apóstol Pablo, o por alguno de sus compañeros cristianos en la evangelización.

Por consiguiente, el bautismo en agua por INMERSIÓN (tal como enseña la Biblia), y en el nombre de Yahshúa, el Cristo, es un claro MANDAMIENTO DEL SEÑOR, PARA EL PERDÓN DE LOS PECADOS. Cuando nosotros creemos en el Evangelio de la Gracia de Dios (Hch.20:24), y OBEDECEMOS ese mandamiento del Señor de ser bautizados, entonces somos perdonados de nuestros pecados y reconciliados con Dios.

Recuerde las palabras de Cristo: “El que crea en mi Nombre y SEA BAUTIZADO, SERÁ SALVO”.

CONCLUSION:  Con traducciones de textos originales hebreos y hechos verdaderos Bíblicos de los apóstoles demostramos la verdad de la Doctrina Cristiana y develamos la mentira de satanás.