Verdaderos ADORADORES

 “ADORAR A “YAHSHUA” EN ESPÍRITU Y EN VERDAD.”.  ¿Qué es adorar en espíritu y verdad? ¿Cómo adoro a Dios en espíritu y verdad?

Para adorar al Señor en Espíritu y en Verdad, debemos tener bien definidos los dos principales conceptos:

Que cosa es adorar al Señor en Espíritu y

Que cosa es adorar al Señor en Verdad.

Dice El Señor:   .- Pero la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad, porque también el Padre tales adoradores busca que lo adoren. Dios es Espíritu, y los que lo adoran, en espíritu y en verdad es necesario que lo adoren. (Jn. 4:23,24)  NOTA: El Señor enfatiza en la palabra “Verdaderos adoradores”, se refiere a los aptos que pueden entrar al Trono de la Gracia” su nuevo Sacerdocio.(Ap.1:6 – Hebreos.4:16), lo que significa que esto no va con los no aptos, que no son verdaderos.

EN ESPÍRITU Y EN VERDAD:  El espíritu sin la verdad conduce a un momento emocional transitoria. Una vez cesa la emoción se va el momento y también nuestra adoración. Por lo tanto: La verdad sin espíritu nos lleva a un momento de contrición sin gozo, cayendo en un paganismo idolátrico.

La conjugación de ambos aspectos en la adoración nos lleva a una acción de gozo en Dios a la luz de sus mandamientos. Mientras más conocemos sobre nuestro Dios; más de su grandeza podemos adorar. Mientras más le conocemos, más profunda será nuestra adoración. Y mientras más profunda nuestra adoración, más glorificado es nuestro Padre.(Is.44:23 – 2.Tes.1:12 – 1.P.4,11)

LA ADORACIÓN EN ESPÍRITU nace en el corazón contrito y humillado, en plena armonía con el alma, con nuestras fuerzas, con nuestra mente, en complemento con el amor que Él nos pide desde el principio:

Que le amemos con todo nuestro corazón, con toda nuestra alma, con toda nuestras fuerzas y con toda nuestra mente. (Luc.10:27) Nada de acciones externas, ritos ceremoniales, congregaciones, templos con parafernalia de boatos, música, coros, campanillas, aguas benditas, candelas, altares y santos de madera, lo cual no cabe en la contrición y humildad de adoración espiritual que pide El Señor. (Hechos. 7:48, 17:24)

Así podemos ver que para complementar la acción de “Adorar a Dios en Espíritu”,  necesariamente debemos amarlo con todo nuestro corazón, toda nuestra alma y toda nuestra mente, todo en plena armonía de lo que somos, dirigido a un solo propósito:  Agradar al Señor con todo nuestro ser.

LA ADORACIÓN EN VERDAD, nace en el conocimiento y la certeza real y convincente de sus atributos, sus obras y sus promesas del Dios a quien creemos y esperamos. (Hebreos.11:1)

Tanto nuestro espíritu como la verdad de quién es Dios deben estar presentes para que nuestra adoración honre y glorifique a Dios.

Es el Espíritu y la Verdad lo que influye de forma real sobre nuestras voluntad,  de tal manera que honremos a Dios en Espíritu y en Verdad que, siendo de infinito valor, merece infinita voluntad. (Jn.4:24)

El hecho de que la adoración deba ser algo tan íntegro y pleno de nuestro ser, no se limita como bien dijo El Señor: A un lugar (Jn.4:21), sino que adoramos a Dios en todo momento y donde estemos (Hechos.16:25) siempre entre los  VERDADEROS ADORADORES, ofreciéndonos a Dios como ofrenda grata, decididos a no vivir mas para sí,  no importa que nuestra expresión de adoración pueda variar, de ser más expresiva a menos expresiva, lo que importa es el conocimiento real y verdadero de ese Dios a quien adoramos  “en espíritu y verdad”.

Yahshúa haMashíaj (Hebrea) Jesucristo (Latina) nos bendiga.

Anuncios

La Virginidad de María

La Biblia dice que María tuvo relaciones sexuales con José su esposo, tan normales como cualquier kidushin (matrimonio judío) y procrearon cinco hijos en total, todos varones… Veamos:
En la Biblia la palabra CONOCER (forma latinizada) YADA (raíz hebrea), uno de sus significados es tener relación sexual, por lo tanto dice:
Conoció Caín a su mujer, la cual concibió y dio a luz a Enoc. (Gen.4:17),
Conoció Adán a su mujer Eva, la cual concibió y dio a luz a Caín, y dijo: Por voluntad del Señor he adquirido un varón (Gen.4:1)
Conoció de nuevo Adán a su mujer, la cual dio a luz un hijo, y llamó su nombre Set, pues dijo: Dios me ha dado otro hijo en lugar de Abel, a quien mató Caín. (Gen.4:25)
El Rey David no conoció a Abisag. (1.R.1:1,4)
Ahora en el N.T., la Biblia dice que José conoció a María después que dio a luz a su hijo primogénito, y le puso por nombre Jesús. (Mat.1:25)
Cuando Jesús llegó a su tierra Capernaúm, todos los de su pueblo maravillados de sus enseñanzas se decían: ¿No es éste el hijo del carpintero? ¿No se llama su madre María, y sus hermanos, Jacobo, José, Simón y Judas? (Mat.13:55)
De éste Jacobo, hermano del Señor nos da testimonio el apostol Pablo quien lo conoció personalmente en Jerusalén. (Gal.1:18,19)
Lo que demuestra que José conoció a María cuatro veces y María le parió a José cuatro hijos mas, después de Jesús.
También la Biblia confirma que María tuvo mas hijos después de Jesús, con dos palabras claves: PRIMOGENITO Y UNIGENITO, y dice:

Dios amó de tal manera al mundo, que ha dado a su HIJO UNIGENITO. (Jn.3:16,1.Jn.4:9), o sea único. Y en cuanto a María dice:

María dio a luz a su hijo PROMOGENITO (Mat.1:25-Luc.2:7) que significa PRIMERO.

Así queda demostrado que JOSÉ no era ni EUNUCO, ni CÉLIBE y en su matrimonio con María su esposa, procrearon biológicamente cuatro hijos.
Así habla la BIBLIA sobre la virginidad de María. . .. Yahshúa haMashíaj nos bendiga.